La censura de la red por medio del derecho de autor.

Los gobiernos del mundo están empeñados en ponerle una mordaza a internet con la excusa de la protección al derecho de autor.

En el blog Tecnoderecho de un respetado colega argentino, a quien agradecemos la información suministrada, encontramos que Estados Unidos se dispone a censurar internet de la misma manera que ha sido censurado en China. Con este desesperado proyecto de ley en su agenda legislativa, se equipara a las naciones más restrictivas en libertad de flujo de información en la red, donde incluso naciones como Venezuela salen mejor libradas que nosotros.

Se propone entonces la ley PROTECT IP (Preventing Real Online Threats To Economic Creativity and Theft of Intellectual Property Act), que con su título risible propone una vez más acabar con lo que se denomina piratería de obras en la red. La ley pretende: Authorizes a rights holder who is the victim of the infringement to bring an action against the owner, registrant, or Internet site dedicated to infringement, whether domestic or foreign, and seek a court order against the domain name registrant, owner, or the domain name.

De esta manera se está llevando la censura de contenidos a una realidad tangible y que no esperábamos que llegara tan pronto a nuestra tierra, pero estamos listos y libraremos la batalla por la libertad de la cultura y la libertad de los derechos que creíamos indispensables para el funcionamiento de las democracias, como la libertad de expresión y la libertad de información.

Podríamos estar vislumbrando estos mismos escenarios con leylleras, pues en el esperpento de ley no ha sido claro sobre qué es lo que se pretende proteger o cómo. Además sabemos que esta leylleras obedece a los acuerdos hechos en el TLC con la nación del norte, y que el capítulo de propiedad intelectual busca es una estandarización o normalización del derecho de autor criollo con el derecho de autor americano; nos causa mucha preocupación sobretodo por la posible censura que se nos viene en un país que tiene problema de conflicto interno, como ya lo ha aceptado el ejecutivo, y en el que para otros gobiernos recientes la oposición era sinónimo de terrorismo.

Y es que ya habíamos hablado de la censura que se le aplicó a wikileaks en el post Wikileaks o de la libertad, payback for the free donde sin siquiera la orden de un juez, se tumbó de todos los servidores cualquier contenido relacionado con ellos, se les negaron los servicios por medio de los cuales se financiaban, como el uso de pagos por tarjetas de crédito; además se procedió vulnerando el contenido en servidores privados inescrupulosos de estas grandes empresas y se le negó el derecho para difundir el mensaje en la nación de la libertad, lo cual nos lleva a recalcar en la necesidad de nuestra ley de datos integral pendiente de aprobación de la Corte Constitucional y sanción presidencial.

Estas medidas de hecho hicieron que se contemplara como una protesta legítima las acciones realizadas por los ciudadanos enmascarados bajo la colectividad anonymus, como una posible movilización o paro en red frente a las entidades que realizaron conductas ilegales en un acto de protesta ante su accionar delictivo.

Y es que en tiempos de imwikileaks la ley es para todos y no sólo para los usuarios de internet. Por eso hay que estar atentos ahora con la discusión del esperpento de leylleras pues, en clara imitación del derecho anglosajón, podremos incluir en la ley de responsabilidad de ISP’S, y de un solo tacazo, la responsabilidad de sistemas de pago, y la de los administradores de redes.

También porque sabemos la dirección estratégica de la industria en concomitancia con los gobiernos autoritarios e ilegítimos que existen en el mundo, es que compartimos la preocupación de Pedro Less Andrade en escenarios de discusión de la leylleras, como bien lo expresó en su intervención televisada frente a nuestros honorables padres de la patria.

Todo esto en debida articulación con mecanismos como prima facie para poder identificar miembros de la comunidad Anonymus, sustentan nuestras preocupaciones de censura y criminalización de los activistas de las causas de la libertad. Esto se da en el marco del caso Fodor Vs Doe donde vemos que la justicia se inclina por el derecho de la persona difamada en este caso, sin que esto nos incomode, pero que nos crea inseguridades en la aplicación de estas leyes mal copiadas en nuestro país y de esta manera pensamos en los posibles usos indebidos de este tipo de recursos en conjunción con usos “no autorizados” de obras sujetas de derecho de autor para atajar contenidos indeseables en red.

En fin, me permito adjuntar el enlace donde vemos la construcción del proyecto de ley y su sustentación.

Anuncios

Acerca de sergioaovalle

Abogado, especialista en propiedad intelectual y derechos de autor. Investigador en privacidad, derecho comparado y comercial. Amante de la libre cultura, revolucionario y melómano.
Esta entrada fue publicada en Derechos de Autor, Privacidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s